El placer de poder pedalear con constancia y sin esfuerzo

Bicicletas eléctricas el placer de poder pedalear sin esfuerzo y llegando lejos

Conscientes de la existencia de muchas personas a las que les gusta montar en bicicleta, pero por falta de tiempo para ponerse en un estado de forma que les permita practicar este deporte, renuncian a ella. Estos aspirantes a deportistas están de enhorabuena, ya que con las bicicletas eléctricas, no tendrán que renunciar a su afición, ni tendrán que conformarse con breves paseos,  estos vehículos hacen que el ciclismo esté mucho más al alcance de todos.

Las bicicletas eléctricas son básicamente el resultado de juntar el chasis de una bicicleta tradicional, un pequeño motor eléctrico, y una batería recargable que lo alimenta. En un principio, puede parecer una solución que no ofrece resultados óptimos, o muy poca autonomía. Si usted no ha probado nunca ninguna de estas bicicletas eléctricas, entonces se sorprenderá realmente desde su primer paseo.

El nombrado motor, que por medio de una fácil instalación se incorpora a la bicicleta, a pesar de su tamaño puede ofrecer rendimientos tales como velocidades punta de 25 kilómetros por hora, y una autonomía de incluso 70 kilómetros. Ideal para ir a trabajar sin atascos, si vive en una ciudad, o pasear por el campo sin por ello volver agotado a casa después del paseo.

¿Estas bicicletas son caras?

Esta es también otra de las ventajas de estos vehículos, al haber una gran variedad de modelos, tanto de bicicletas, como de motores y baterías, se puede afirmar que hay un modelo y un precio distinto para cada persona y presupuesto, casi como si se hicieran a medida y coste para cada dueño. Pero también hay que entender que tienen un precio superior a las bicicletas convencionales.